"Un nuevo tiempo se avecina"

Hay un momento propicio para todo lo que sucede bajo el cielo (Eclesiastés 3:1). La noche lentamente va pasando dando lugar a un nuevo amanecer, un nuevo día. Y casi sin darnos cuenta el nuevo año llega como suave brisa trayendo renovados aires de esperanza. Naomi (Noemí) y Ruth (la moabita) eran respectivamente suegra y nuera. Ambas estaban pasando tiempos difíciles en lo social como en lo material en el lugar donde vivían, la tierra de Moab. Ambas eran viudas y la viudez en ese tiempo era sinónimo de pobreza y desgracia. Naomi toma la decisión de abandonar los campos de Moab al enterarse de que el Señor había visitado a su pueblo Bet Lejem (Belén) y le había proporcionado alimento.

El mejor regalo de Navidad

“Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres”. Filipenses 2:5-7 Pocos días más y estaremos festejando Navidad. Tiempo donde las familias y amigos se reúnen y comparten la cena navideña. Tiempo de intercambiar obsequios y brindar augurando ¡Felicidad! Pero más allá del entorno, deberíamos recordar el principal motivo y razón de ser de la Navidad. Detengámonos un momento en nuestra festividad y más allá de la algarabía rememoremos lo que motivó el nacimiento de nuestro Salv

Sobre qué cimientos nos edificamos - (II Última Parte)

Jesús, la piedra angular. Dios entregó la ley a Moisés y habló en otros tiempos a través de los profetas y patriarcas, pero en el Nuevo Testamento ha hablado a través de su Hijo, Jesús. Jesús, era el Mesías prometido, sin embargo cuando vino a su pueblo, ellos le rechazaron (Mateo 21:42). Los judíos no lo entendieron y cuando Jesús les cita el Salmo 118:22, les estaba demostrando a los incrédulos líderes que incluso su rechazo estaba profetizado en las Escrituras. Jesús era la “piedra angular” que fue desechada por los edificadores. La palabra se cumplió “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”. (Juan 1:11). Jesucristo fue rechazado pero ha pasado a ser la “cabeza del ángulo”. Es

¿Suceden las cosas porque si?

¿Todo sucede por algo? La respuesta corta es "sí"; porque Dios es soberano, no existe la casualidad ni eventos que suceden fuera de control. Los propósitos de Dios puede que nos sean ocultos (Deuteronomio 29:29), pero podemos estar seguros que detrás de cada evento hay un propósito. Hubo un propósito para la resurrección de Lázaro en (Juan 11). Hubo una razón por todo lo que tuvo que vivir José, aunque el propósito de sus hermanos fue muy diferente del propósito de Dios al permitirlo (Génesis 50:20). Hubo un propósito en la muerte de Jesús. Las autoridades de Jerusalén tenían sus razones, basadas en malas intenciones, mentiras y calumnias, y Dios tuvo las suyas, basadas en la justicia y l

La Piedra Angular - (I Parte)

Sobre qué base edificas tu vida. La Biblia emplea una rica variedad de imágenes que son utilizadas como vehículos potentes, capaces de comunicar una visión. Los escritores bíblicos bajo inspiración divina utilizaron estas imágenes para ayudar a graficar aún más lo que el Espíritu tenía que transmitir a su iglesia. Era una manera ilustrativa de lo que se quería llegar a significar. Una de ellas es el de llamar a Jesucristo “la piedra angular”. En una construcción, la primera piedra que se coloca como base y cimiento en albañilería es sumamente importante ya que de ella depende y determina la posición del resto de la estructura y se la conoce como piedra angular o piedra base (del latín: Prima

¿Hemos sido llamados a ser canal de bendición o maldición?

Dios creó al ser humano hombre y mujer, según su propia imagen (Génesis 1:27) y esto es en cuanto a conocimiento, justicia y santidad (Catecismo Menor de Westminster) aunque nunca llegaremos a ser totalmente iguales a Dios, porque Él es nuestro Creador supremo. Pero sí tendremos la capacidad de reflejar su carácter siempre y cuando seamos canales de bendición. Dios nos bendijo desde el mismo comienzo (Génesis 1:28 - Gén 22:17-18) y lo confirmó a través de la bendición que impartió a Abraham. De ahí se desprende que debemos ser canales de bendición y no de maldición. “Bendición y maldición” son términos antagónicos y a través de ellos estamos deseando para otros respectivamente bien o mal, s

Posteos Recientes
Recent Posts
Categorias - Categories
Archivos - Files

Tambien nos puedes seguir en:

 

You can also follow us in:

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

Sí la página y el Blog te han ayudado y sido de bendición, agradezco la puedas compartir.

If the page and the Blog helped you we thank you if you share it.