La problemática social de las adicciones (II Parte)

¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? 1 Corintios 3:16 “Guía para padres y madres”. Las 10 drogas callejeras más mortíferas que aquejan a nuestros hijos/hijas. Nunca falta entre las amistades de los adolescentes el que intenta convencerlos de que la droga (cualquiera fuese el tipo de ese veneno criminal), va a tener algún tipo de efecto positivo. Les mienten de que a través de ellas van a lograr un “disfrute mayor de la vida” o que los va a ayudar a aguantar la noche, a sentirse “liberados” de las opresiones o que los va a desenchufar de sus “problemas”. Se les hace creer a los adolescentes de que: “falopearse es cool. De que si no te fumas un po

La problemática social de las adicciones (I Parte)

¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? 1 Corintios 3:16 Una problemática actual. Algunos ya han pasado, otros, tendrán que transitar esa problemática etapa de la vida que es la adolescencia. Tiempo complicado tanto para el/la adolescente como para sus padres y madres quienes no escatiman recursos intentando llegar a sus “confundidas almas”. En la adolescencia se presentan cambios: físicos, de valores, de hábitos y deseos de libertad; esa “libertad” que los adolescentes suelen confundir con libertinaje que los mueve a hacer lo que les viene a la mente sin medir consecuencias. Necesitan mostrar a los demás que están por encima de las leyes y toda nor

Dios siempre ve y oye lo que nos pasa.

“Y hasta dicen: «El Señor no ve; el Dios de Jacob no se da cuenta». Entiendan esto, gente necia; ¿cuándo, insensatos, lo van a comprender? ¿Acaso no oirá el que nos hizo los oídos, ni podrá ver el que nos formó los ojos?”. (Salmo 94:9 NVI). Algunos piensan que nuestro Creador está tan ocupado con temas del vasto Universo que no está al tanto de lo que nos sucede o queramos confiar. Pero “¿Acaso no oirá el que nos hizo los oídos, ni podrá ver el que nos formó los ojos?”. (Salmo 94:9). ¿Habrá algo que Dios no pueda ver? Estemos donde estemos, pasemos lo que tengamos que pasar, Dios está en pleno control. Dios nos ve, sabe lo que nos pasa. “Y no hay cosa creada oculta a su vista, sino qu

¡Ese corrosivo vacío interior! (III Última Parte)

Corregir a tu hijo, es quererlo; amarlo es disciplinarlo. “Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades”. Deuteronomio 6:6-9 Nuestra sociedad está adoctrinando que el placer, el consumismo, el facilismo y la popularidad hacen la felicidad. Pero esto no hace más que alentar al individualismo (egoísmo) y resulta que vivir al servicio del ego deja siempre un vacío que ninguna gratificación ter

La conciencia – (V Última Parte)

Una conciencia restaurada. “Por esto, yo también me esfuerzo por conservar siempre una conciencia irreprensible delante de Dios y delante de los hombres”. (Hechos 24:16). No podemos ser restaurados hasta tanto nuestra conciencia sea regenerada. Dios puso en la humanidad “conciencia” a fin de protegerla, pero para ello debemos: Aplicar la palabra de Dios a nuestra vida diaria: “…el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hace”. (Santiago 1:25). Nuestra conciencia se fortalece conociendo mejor el corazón de Dios y poniendo por obre su Palabra. Tomar

¡Ese corrosivo vacío interior! (II Parte)

El peligro de las redes sociales mal empleadas. “Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades”. Deuteronomio 6:6-9 Generalmente, ese vacío que los jóvenes sienten los lleva a buscar equivocadamente en las redes sociales solución a su soledad. Buscan algo que les dé idea de pertenencia, sentir que importan para alguien. Es ahí cuando erróneamente recurren a páginas web maliciosas enmascara

Posteos Recientes
Recent Posts
Categorias - Categories
Archivos - Files

Tambien nos puedes seguir en:

 

You can also follow us in:

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

Sí la página y el Blog te han ayudado y sido de bendición, agradezco la puedas compartir.

If the page and the Blog helped you we thank you if you share it.