El Secreto de la Paz

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad”. Filipenses 4:8 Lo que permitimos entrar en nuestra mente determina lo que somos y lo que expresamos con palabras y acciones. San Pablo nos dice que llenemos nuestra mente con pensamientos verdaderos, honestos, justos, puros, amables, de buen nombre, virtud, dignidad y alabanza. ¿Qué es lo que permites cautive tu mente? Tómate un tiempo y examínate lo que estás dejando entrar en tu mente a través de la televisión, los libros, las conversaciones, las series, películas, redes sociales, internet, whatsa

El valor de confrontar con la Palabra

Durante cuarenta años la tarea de Jeremías profeta de Dios resultó ser nada fácil ni placentera. Durante cuatro décadas sirvió como vocero de Dios para Judá, pero cada vez que hablaba el pueblo no lo escuchaba. Con firmeza y vehemencia los exhortó a que volvieran a Dios, pero a ninguno le importó. Fue un profeta pobre sin riquezas materiales que sufrió privaciones para profetizar. A los ojos del común de las personas, Jeremías no representaba ningún éxito. Es más, representaba una piedra de tropiezo y un estorbo para la vida cotidiana. Todos esperaban su caída (Jeremías 20:10) y cada día era el hazmerreir y se burlaban de él (Jeremías 20:7). Pero a los ojos de Dios Jeremías fue una de la

Encomienda tus caminos al Señor

“Encomienda al Señor tu camino, confía en El, que El actuará; hará resplandecer tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía”. (Salmo 37:5-6). Hoy todos dependemos y confiamos en algo. Dependemos y confiamos en el servicio que nos brinda la electricidad, el gas, los celulares, la computadora, las redes sociales, etc. para nuestra existencia. Todo ello de alguna manera u otra nos brinda algún beneficio, seguridad y/o comodidad y dependemos de ellos. ¿Pero acaso de la misma manera dependemos de Dios y confiamos nuestros caminos? ¿Dependemos de su juicio y su justicia? ¿Buscamos seguridad en su poder? “Bendito es el hombre que confía en el Señor, cuya confianza es el Señor. Será co

¿Sabemos comunicarnos en el momento justo y con las palabras apropiadas?

“…tiempo de callar, y tiempo de hablar…” Eclesiastés 3:7 En un matrimonio cuando se desea plantear un tema en especial, lo ideal sería que ambos estuviesen de acuerdo en hacerlo. Aunque no siempre resulta de esa manera, por lo tanto sería conveniente tomar en cuenta ciertos aspectos: Pedir ayuda previa y dirección a Dios: se debe pedir dirección a Dios para saber en qué momento plantear el tema, o sea, cómo y cuándo iniciar la conversación. También debemos orar para conocer qué puntos enfocar, que palabras utilizar y si el tema merece discutirse. Buscar el momento apropiado: hay momentos convenientes y otros no tanto para comenzar un diálogo. Por ejemplo a la mañana al levantarse el tiem

Diez mandamientos para forjar delincuentes

Documento elaborado por la policía de Houston, Texas con agregados de Rinconcito de la Oración. De al niño todo lo que desee, así crecerá con la idea de que el mundo le pertenece. Cuando diga palabras feas, celébrelo con risas. Le hará pensar que es ingenioso y esto lo alentará a aprender frases “más ingeniosas”. Nunca le dé instrucción espiritual alguna. Espere hasta que sea mayor de edad y entonces déjelo “decidir por sí mismo”. Evite el uso de la palabra “está mal o incorrecto”. Puede crearle un complejo de culpabilidad. Así, más tarde, cuando sea arrestado por robar un automóvil, creerá que la sociedad está contra él y que se le persigue. Se verá como víctima y creerá que es un inco

Posteos Recientes
Recent Posts
Categorias - Categories
Archivos - Files

Tambien nos puedes seguir en:

 

You can also follow us in:

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

Sí la página y el Blog te han ayudado y sido de bendición, agradezco la puedas compartir.

If the page and the Blog helped you we thank you if you share it.