Los cinco solos de la fe reformada - Solo Fe

“El justo vivirá por la fe”. Romanos 1:17 Algunos insisten en que “la sola fe no nos salvará sin buenas obras: debemos también tener esperanza y caridad”. La posición reformada es, sin embargo, que “somos justificados por esa fe que recibe y se apoya en Cristo solo para la salvación, cómo Él se ofrece libremente a nosotros en el Evangelio”. Muchos no pueden darle al carcelero de Filipos la respuesta que dio Pablo, pero el reformado sí puede. En el libro de los Hechos 16:29-30, el carcelero pregunta: “… ¿qué debo hacer para ser salvo?" Y la respuesta fue: “Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa”. ¡Nada más y nada menos! Solo el reformado tiene un mensaje aún para el hombre

Los cinco solos de la fe reformada - Solo Gracia.

“Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”. Efesios 2:8-9 La noción medieval de la gracia convirtió al hombre en un pecador que hacía cosas para ganar el favor de Dios, por su utilización de la ayuda que Dios le dio. Fue en este concepto de la gracia lo que envió a Lutero, el católico, al monasterio. Él creyó que “Dios había capacitado al hombre para ganar su favor mediante actos meritorios...” Mediante sus estudios en el libro de Romanos, Lutero llegó a ver que la gracia no es la obra del hombre para ganar el favor de Dios, sino el favor de Dios hacia el hombre que está en pecado. La gr

Los cinco solos de la fe reformada - Solo Escritura

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17 La iglesia medieval había aceptado teóricamente la autoridad de La Escritura, pero la había acompañado con la autoridad superior de la interpretación del Papa, los concilios y la tradición. La Reforma barrió aquello y restauró La Escritura como la autoridad única de la Iglesia. La Escritura es la única Palabra de Dios en este mundo, es la única guía para la conciencia y la Iglesia, la única fuente del conocimiento verdadero de Dios y su gracia, el único juez capacitado

Vida después de la vida (Última Parte)

“Pero si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales por medio de su Espíritu que habita en vosotros”. Romanos 8:11 ¿Qué expectativa como seres humanos tenemos luego de la muerte? ¿Hay vida más allá de la muerte, o todo termina aquí? ¿Hay resurrección? Última Parte Aliento de vida para vida eterna Según la Biblia, la resurrección es el proceso inverso de la muerte. La vida es restaurada cuando el aliento de vida regresa de Dios. En la creación “...el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida…” y como

Manos Redentoras

“Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y El puso su mano derecha sobre mí, diciendo: No temas, yo soy el primero y el último…” Apocalipsis 1:17 Nuestras manos siempre están activas. Con ellas escribimos, con ellas oramos. Unas se cierran para golpear mientras otras están prestas a sanar. Unas señalan para difamar y otras dan una palmada al abatido. Unas miman al recién nacido y otras acarician el rostro del anciano. Nuestras manos hablan con elocuencia porque son la revelación de nuestro ser interior. ¡Cuánto bien hacen las manos dirigidas por un noble corazón! Y así es como fueron las preciosas manos de Jesús. No se conocen manos más tiernas y más activas que sus manos. De joven,

¿Cómo creerán, si no lo presentamos?

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? ¡Como está escrito!: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! Romanos 10:14-15 Los apóstoles, los profetas, los discípulos y los primeros cristianos tenían ese fuego interior y esa premura en dar a conocer el mensaje y la persona de Jesús, nuestro Salvador, más allá de sufrir persecuciones, martirio y muerte. En la actualidad, los que estamos “en Cristo” seguimos siendo llamados por el Señor a proclamar su Palabra. El mandato perdura a través de los ti

Posteos Recientes
Recent Posts
Categorias - Categories
Archivos - Files

Tambien nos puedes seguir en:

 

You can also follow us in:

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

Sí la página y el Blog te han ayudado y sido de bendición, agradezco la puedas compartir.

If the page and the Blog helped you we thank you if you share it.