Ilusiónate con la realidad de la revelación y no con las circunstancias.

“La esperanza que se demora enferma el corazón, pero el deseo cumplido es árbol de vida”. Muchos son los que se dejan influenciar por las circunstancias. Éstas pueden distraer, atemorizar, sugestionar y hasta hacer dudar, pero si te apegas a la realidad de lo que se te ha sido revelado, tienes que seguir sin dudar tu Norte, hasta el cumplimiento de tu meta. Lo que sabes que te espera, no está al alcance de las circunstancias, está mucho más allá. Te ha sido confirmado a nivel espiritual. Tu realidad no debe estar determinada por las noticias, ni por el qué dirán de algunos, sino por tus sueños basados en la Palabra de Dios. Si lo que has recibido, si lo que se te ha revelado te ha llenado

Solo un paréntesis en la vida de Jesús.

“Cristo, en los días de su carne, habiendo ofrecido oraciones y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía librarle de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente; y aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció…” Jesús encarnó siendo ciento por ciento hombre y ciento por ciento Dios. Ambas naturalezas moraban en su Ser. Los días de su carne en esta Tierra, fueron un paréntesis en su vida. Un paréntesis muy importante y necesario. Su obediencia y devoción total hacia el Padre Celestial fueron su Norte, marcando a fuego sus días. Fue su sumisión reverente lo que lo llevó hasta la misma muerte y muerte de cruz. Todo ello era necesario para que las Escrituras se cumpl

Mantengamos la mirada en Cristo

“…Cristo es todo y en todos”. No son solamente los no salvos quienes necesitan considerar a Jesús. Los creyentes, no importa cuánto tiempo están en el Señor, también necesitan considerarlo en todo lo que hagan. La razón por la que muchos cristianos se sienten débiles y preocupados es porque dejan de considerar, de tomar en cuenta a Cristo, y así no hacen suya la fuerza, la tranquilidad y su paz. El Espíritu Santo siempre nos lleva hacia Cristo. Es cuestión de ser sensibles a su voz y si lo hemos escuchado, no endurezcamos nuestro corazón (Hebreos 3:7-8). Cuando la vida se torna difícil, los problemas parecieran no tener solución, cuando todo cuesta demasiado, cuando las puertas se cierran

Posteos Recientes
Recent Posts
Categorias - Categories
Archivos - Files

Tambien nos puedes seguir en:

 

You can also follow us in:

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

Sí la página y el Blog te han ayudado y sido de bendición, agradezco la puedas compartir.

If the page and the Blog helped you we thank you if you share it.