La Verdad Precisa

 “Por cuanto muchos han tratado de compilar una historia de las cosas que entre nosotros son muy ciertas, tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra,  también a mí me ha parecido conveniente, después de haberlo investigado todo con diligencia desde el principio, escribírtelas ordenadamente, excelentísimo Teófilo, para que sepas la verdad precisa acerca de las cosas que te han sido enseñadas”.  (Lucas 1:1-4)

 

Lucas, gentil, médico, historiador y compañero íntimo de Pablo es el autor del Evangelio que lleva su nombre.  La tradición lo identifica como sirio de Antioquía.

 

Al momento de escribir pululaban diferentes doctrinas que decían ser las ciertas.  Es  por eso que Lucas decide poner por orden lo escrito luego de haber investigado todo con suma diligencia.  Él volvió a investigar meticulosamente las cosas que ya eran ciertísimas entre los creyentes a fin de que nada falso pudiera introducirse en torno a la persona de Jesús.  El Evangelio debía de aumentar la fe en sus lectores acerca de la persona y el actuar de Jesús. 

 

En estos tiempos también se corren riesgos similares.  En algunos ámbitos suelen circular diferentes doctrinas que dicen ser y estar fundadas en la Palabra, pero en realidad son pensamiento de hombre, pertenecen a un evangelio diferente.  Con esto se pretende confundir y apartar al creyente de la única verdad. (Juan 14:6).

 

 “Me maravillo de que tan pronto hayáis abandonado al que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente; que en realidad no es otro evangelio, sólo que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema.  Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguno os anuncia un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema.   Porque ¿busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo”.  (Gálatas 1:6-10)

 

Pidamos en oración discernimiento espiritual para identificar cuando la palabra proviene de lo alto.  La verdadera Palabra se transmite a través de un espíritu humillado ante Dios quien reconoce su lugar como parte del cuerpo “…así como (que) Cristo es cabeza de la iglesia…”  (Efesios 5:23). 

 

El cristiano es un canal de bendición para que el Espíritu Santo se revele y obre a través de él.  Todo deseo, sentir u opinión personal deberán quedar sujetos a la voluntad de Dios.

 

Dios nos ha revelado un solo camino y una sola verdad: ¡Jesucristo, el Señor!

Please reload

Featured Posts
Posteos Recientes
Please reload

Si deseas puedes enviar tu pedido de oración o agradecimiento por oración contestada al siguiente mail:

If you wish you can send your prayer request or thanks for answered prayer to the following mail: