¿Quién es el único Digno de abrir el libro y desatar sus sellos? (I Parte)

 

“Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro (rollo) escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel poderoso que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y de desatar sus sellos?  Y nadie, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro ni mirar su contenido. Y yo lloraba mucho, porque nadie había sido hallado digno de abrir el libro ni de mirar su contenido. Entonces uno de los ancianos me dijo*: No llores; mira, el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos”.

 

Juan, estando en el espíritu, recibe esta visión del cielo, donde ve a Dios sentado en su trono con su brazo derecho (brazo de poder) extendido y sosteniendo en su mano un rollo escrito por dentro y por fuera sellado con siete sellos; el libro del destino de la humanidad.

 

En la época de Juan, la escritura se hacía en rollos, piezas de papiros o pergaminos de diez metros de largo, enrollados y sellados con arcilla o cera.  El rollo que Juan ve contiene la lista total de lo que Dios tiene reservado para el mundo.  Los siete sellos indican la importancia de su contenido.

 

También Juan vio a un poderoso ángel pregonando a viva voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y de desatar sus sellos?  Pero en ningún rincón de la creación fue hallado alguien que lo pudiese abrir. Nadie fue encontrado digno, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, que lo pudiese abrir.  Ante el silencio cósmico, Juan lloraba desconsoladamente.

 

Sin embargo, la respuesta viene a Juan, cuando uno de los ancianos le dice: “No llores; mira, el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos”.  Ante la derrota que sentía Juan por la absoluta descalificación de todo candidato a romper los sellos, el anciano anuncia que alguien a quien Juan hasta entonces no había visto sí venció y es digno de abrir los sellos.  El llanto y la tristeza de Juan se tornaron en alegría y esperanza.

 

Pero ¿quién era este ser que había vencido y DIGNO de abrir el libro y de desatar sus sellos?

 

Continuará…

Who is the only Worthy to open the book and untie its seals? (Part I)

 

 

 

Based on: Revelation 5: 1-5

 

“Then I saw in the right hand of him who sat on the throne a scroll with writing on both sides and sealed with seven seals. And I saw a mighty angel proclaiming in a loud voice, “Who is worthy to break the seals and open the scroll?” But no one in heaven or on earth or under the earth could open the scroll or even look inside it. I wept and wept because no one was found who was worthy to open the scroll or look inside. Then one of the elders said to me, “Do not weep! See, the Lionof the tribe of Judah, the Root of David, has triumphed. He is able to open the scroll and its seven seals.”

 

John, being in the spirit, receives this vision from heaven, where he sees God sitting on his throne with his right arm (arm of power) extended and holding in his hand a scroll written inside and out sealed with seven seals; the book of the destiny of humanity.

 

In John´s time, the writing was done in rolls, pieces of papyrus or scrolls ten meters long, rolled and sealed with clay or wax. The scroll that John sees contains the total list of what God has reserved for the world. The seven stamps indicate the importance of their content.

 

John also saw a powerful angel proclaiming loudly: Who is worthy to open the book and to untie its seals? But in no corner of creation was anyone found who could open it. No one was found worthy, neither in heaven, nor on earth, nor under the earth, who could open it. Facing the cosmic silence, John cried inconsolably.

 

But who was this being that had conquered and WORTHY to open the book and untie its seals?

 

To be continue…

 

Please reload

Featured Posts
Posteos Recientes
Please reload

Si deseas puedes enviar tu pedido de oración o agradecimiento por oración contestada al siguiente mail:

If you wish you can send your prayer request or thanks for answered prayer to the following mail: