Featured Posts
Posteos Recientes

El propósito de las pruebas

Basado en: Santiago 1:13

“Cuando ustedes sean tentados a hacer lo malo, no le echen la culpa a Dios, porque él no puede ser tentado, ni tienta a nadie a hacer lo malo”.

Dios puede usar personas, circunstancias o incluso a Satanás (Job 2:6) para administrar pruebas, pero el Señor no seducirá a la gente con “maldad” porque esa no es la naturaleza divina.


El propósito de tentar no es causar fallas o dañar, sino ver si uno elige el bien o prefiere el mal (recordar lo que sucedió en el huerto del Edén, Génesis 2:16-17). Por lo tanto, los humanos hechos a la imagen de Dios debemos emular al Hacedor al pasar cualquiera de las pruebas de la vida.


Dios ciertamente prueba, examina, tienta y escudriña a las personas. Lo cierto, sin embargo, es que “Dios no tienta a nadie con cosas malas” (o a hacer el mal, hacer daño) (Santiago 1:13). El versículo niega que cualquier mal que constituya una tentación venga “de Dios”.


El énfasis de la enseñanza es mostrar que Dios nunca es la fuente del mal, ni de hacer daño, sino a través de las pruebas, Dios está examinando y viendo como salimos de cada situación. Si somos vencedores eligiendo el buen camino o si nos dejamos vencer por las circunstancias eligiendo el camino equivocado alejándonos de nuestro Creador.

Si deseas mayor información sobre la página, puedes escribirnos al siguiente mail:

If you want more information about the page, you can write to the following email::