top of page
Featured Posts
Posteos Recientes

¿Elegirías volver a nacer?


Basado en: Juan 3:3, 5-6


“…el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios…si uno no nace del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Todos nacen de padres humanos; pero los hijos de Dios sólo nacen del Espíritu”.


¿Te has hecho alguna vez un implante?


Antes de hacérselo, como es algo nuevo para algunos, está la curiosidad de conocer el proceso. Algunos opinan que es muy complicado y doloroso, mientras que otros tuvieron una experiencia contraria, no sin sufrir algunas molestias.


Pero de una u otra manera, al cabo de unos tres meses ya el implante ha quedado bien unido al hueso y se puede colocar la nueva pieza dental.


Cuando venimos a Cristo, es toda una nueva experiencia y un desafío. Quizás haya temor o incertidumbre ante lo desconocido. Otros no se sienten seguros de dar ese paso, otros suponen que los cristianos caminan en ebriedad (Hechos 2:15) y se basan en cosas no reales, y hasta en un Dios inexistente e invisible. Siempre aparecen los que implantan dudas al querernos acercar a Dios.


Pero aquellos que aceptan el desafío de conocer y aceptar a Dios como su Señor y Salvador, ese nuevo nacimiento vendrá acompañado por un tiempo de dolor.


Y más de uno se preguntará ¿por qué dolor? Pues, porque el aceptar ser moldeados por Dios significa dar un giro en tu vida de 180 grados. Involucrará dejar de lado viejos hábitos y costumbres, cambiar la manera de hablar y pensar y hasta de vestirse, aprender a perdonar y perdonarse, tener el valor de arrepentirse de muchas malas decisiones tomadas a lo largo de la vida, dejar de vivir con enojo, o ser irrespetuosos o rebeldes que no les gusta acatar normas.


Pero lo más importante es dejar nuestro ego de lado y no ser “…yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó a la muerte por mí”. (Gálatas 2:20). Esto significa, aceptar el señorío de Cristo sobre mi vida y una vida de sumisión a él.


En todo ese proceso, Dios nos va moldeando como vasos de barro (Jeremías 18:1-6), y puedo asegurarles que en el transcurso de dar una nueva forma (un nuevo nacimiento), duele y mucho.


Pero no estamos solos en ese paso, siempre contaremos con la ayuda del Espíritu Santo que permanece en nosotros dándonos ánimo y fortaleciéndonos en aquellas áreas de nuestra vida que deben ser cambiadas. De esa manera, todo será más llevadero a fin de llegar a ser perfectos y poder crecer “…a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo…” (Efesios 4:13).


Pero gracias a Dios, el dolor y las molestias son pasajeras. Duran mientras se da el proceso del nuevo nacimiento, de la nueva creación, como el tiempo que debemos esperar hasta que el implante quede bien unido al hueso. Una vez terminado el proceso del nuevo nacimiento, llegará esa “…paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento…” (Filipenses 4:7) cubriendo todas las áreas de nuestra nueva vida, como una nueva manera de ver la vida teniendo más gozo en dar que en recibir. Nos veremos a nosotros mismos en un camino nuevo en donde resplandece la gloria de Dios.


Ten en cuenta que todo lo que en tu vieja vida significaba ganancia, estímalas como pérdida y como basura por amor a Cristo en este nuevo renacer. (Filipenses 3:7-14).


Todo dependerá de que te mantengas firme y seas persistente, como de estar en alerta y cuidado, porque el enemigo no va a escatimar, ni tiempo, ni dardos, que serán constantes contra el nuevo nacido. De la misma manera que deberemos tener siempre cuidado con la nueva pieza dental una vez colocada.


Para ello, esta nueva vida deberá ser siempre alimentada por el Espíritu de Dios, a fin de que de buen fruto. Acepta el desafío de un nuevo nacimiento que Dios te propone, olvida ciertamente todo lo que ha quedado atrás y extiéndete a lo nuevo que está por delante. Prosigue a la meta que es el supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús y ser partícipe del reino de Dios.

댓글


Si deseas mayor información sobre la página, puedes escribirnos al siguiente mail:

If you want more information about the page, you can write to the following email:

bottom of page