Featured Posts
Posteos Recientes

Fe, es también acción


Basado en: Santiago 2:14; 17; 26


“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?”


Dios ordenó a su pueblo que supliese las necesidades de los pobres (Deuteronomio 15:7-8), dejar de hacerlo significaba desobedecer su ley. Se esperaba que los judíos ofrecieran hospitalidad a otros necesitados. Este principio corre de la misma manera para todos; el atender la necesidad del prójimo.


Pero en este caso, quisiera darle una diferente mirada a la “fe y obras”, verlo desde otro punto de vista.


Como cristianos, la Palabra nos pide que tengamos fe, porque “…sin fe es imposible agradar a Dios…” (Hebreos 11:6), pero esta fe, a su vez implica obras, acción, una movilización de nuestra parte.


Para ello tomamos en consideración una de las acepciones que la Real Academia Española tiene para el vocablo “obra” [Obra es trabajo que cuesta, o tiempo que requiere en la ejecución de algo].


Para un mejor entendimiento, lo ejemplificaremos de la siguiente manera: “Si necesito trabajar, como cristiano, recurro a Dios confiando en que el Señor me abrirá puertas y guíe hacia posibilidades laborales. Pero si en respuesta, me quedo de brazos cruzados esperando el milagro, y que el Señor se encargue de todo, habré errado en el blanco".


Si no entro en acción, si me quedo sentado esperando una lluvia de ofertas laborales, deberíamos verlo como una fe sin obras, entendiendo por obras, que no me tomaría molestias, ni el trabajo y/o el tiempo necesario que requiere una búsqueda laboral.


Una persona muy cercana, venía sufriendo ataques de pánico desde hacía bastante tiempo. Como buen creyente oraba a Dios por sanidad. Pero esa sanidad no llegaba y la persona no salía adelante, hasta que un día decidió con la ayuda de Dios acudir a profesionales de la salud a ver si podían ayudarlo. Comenzó a tratarse con un psicólogo y un médico psiquiatra, quien le prescribió medicación para su dolencia.


Como resultado, transcribo sus palabras de manera literal: [Agradecido a Dios que puedo pagar y tener mis médicos, Dios quiera q el día de mañana pueda ayudar a gente que paso por lo mismo que yo o que tiene diferentes tipos de problemas mentales y ayudarlos a tener fe!!! De que todo pasa! Y que con ayuda de Dios podemos salir adelante, que con ayuda de Dios se puede salir de ese lugar oscuro y tenebroso y llegar a la luz! A la paz mental! Con Dios todo se puede es cuestión de tener muchaaaa paciencia y confiar en Él que todo se va a dar en el momento que tenga que ser!].


Esto es fe en acción, fe con obras, fe que se mueve, que no se queda estancada, una fe en busca de resultados. Obviamente, siendo Dios Soberano, puede hacer las cosas como a él le place, pues para eso es Dios. Dios puede hacer un milagro y sanar en un abrir y cerrar de ojos (Juan 11:38-44), pero en otros casos, espera que nos movilicemos, que dediquemos tiempo y esfuerzo, como en el caso de Moisés que fue elegido por Dios para que sacara su pueblo de la esclavitud y lo llevase a la tierra prometida. Moisés tenía fe en Jehová, pero esa fe significó años de mucho esfuerzo, obediencia y dedicación. Dios puede glorificarse a través de un trabajo, una decisión, un camino a tomar, un profesional al dar la mejor indicación.


La verdadera fe transforma nuestra conducta y nuestros pensamientos en acción ya sean de una u otra manera, según sea el caso y la situación. Y a través de ello, Dios será siempre glorificado.


La fe requiere acción, porque si una fe “…no tiene obras, es muerta en sí misma”. (Santiago 2:17).

Si deseas mayor información sobre la página, puedes escribirnos al siguiente mail:

If you want more information about the page, you can write to the following email::