top of page
Featured Posts
Posteos Recientes

Salmos 3:1-8 Salmo del rey David, cuando huía de su hijo Absalón

No temas lo que el hombre puede hacerte, solo teme a Dios.


Tú eres mi refugio y mi escudo contra los dardos del enemigo.


Tú eres mi amparo en medio de la adversidad y solo en ti hay salvación.


Si estoy desconsolada y abatida, solo tú eres el que levanta mi cabeza y da ánimo y fuerzas para seguir adelante en este mundo cada día más incomprensible.


Tú eres mi gloria, mi anhelo, mi eterna esperanza.


Solo a ti clamo en mi dolor y en mi angustia y aunque el silencio me abrume porque no te escucho o vea, sé que estás ahí y sabes lo que me pasa aún antes de que mis palabras salgan de mi boca en oración.


Solo en ti esperaré.


No temeré a los que critican o inventan cosas de mí, solo a ti temeré.


Tuya en la venganza, tuya es la gloria y solo tuya la salvación.


Solo a Dios sea la gloria.


Commenti


Si deseas mayor información sobre la página, puedes escribirnos al siguiente mail:

If you want more information about the page, you can write to the following email:

bottom of page