La Piedra Angular - (I Parte)

Sobre qué base edificas tu vida.


La Biblia emplea una rica variedad de imágenes que son utilizadas como vehículos potentes, capaces de comunicar una visión. Los escritores bíblicos bajo inspiración divina utilizaron estas imágenes para ayudar a graficar aún más lo que el Espíritu tenía que transmitir a su iglesia. Era una manera ilustrativa de lo que se quería llegar a significar. Una de ellas es el de llamar a Jesucristo “la piedra angular”.


En una construcción, la primera piedra que se coloca como base y cimiento en albañilería es sumamente importante ya que de ella depende y determina la posición del resto de la estructura y se la conoce como piedra angular o piedra base (del latín: Primarii Lapidis). Debe ser muy fuerte ya que debe soportar la presión de toda la estructura. Una errada elección de la piedra angular comprometerá la estabilidad de la obra.


La “piedra angular” o piedra clave es una invención que viene de la antigua Mesopotamia y se utilizaba también en el antiguo Egipto. Fue lo que permitió construir edificios de varios pisos, tal como el Coliseo romano, ya que en aquellas épocas no existía el concreto reforzado con acero como lo conocemos hoy.


También como piedra angular, se conoce a la piedra (usualmente de gran tamaño), que se coloca en una esquina de una construcción y en un lugar destacado del edificio para darle rigidez al sostener o unir dos grandes lienzos de muro. Generalmente en ella se le colocaba una inscripción indicando fecha de construcción del edificio y el nombre del arquitecto, constructor u otras personas de relieve. El rito de poner una piedra angular es un componente cultural importante de la arquitectura occidental y metafóricamente en la arquitectura sacra en general.


Los orígenes de esta tradición son vagos, pero su presencia en los países judeo-cristianos puede estar asociada a una cita del Antiguo Testamento “La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la piedra principal del ángulo” (Salmo 118:22)

y en el Nuevo Testamento se la cita varias veces, como en Efesios 2:20 “…edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular…” A Cristo se lo reconoce como la “Piedra angular de la Iglesia", la “cabeza angular” o lapis angularis.


Dios entregó la ley a Moisés y habló en otros tiempos a través de los profetas y patriarcas, pero en el Nuevo Testamento ha hablado a través de su Hijo, Jesús.


Continuará en la (II Última Parte) – ¿Por qué es Jesucristo la piedra angular?

Featured Posts
Posteos Recientes

Si deseas puedes enviar tu pedido de oración o agradecimiento por oración contestada al siguiente mail:

If you wish you can send your prayer request or thanks for answered prayer to the following mail: