top of page
Featured Posts
Posteos Recientes

Discerniendo en un Mundo de Voces



Basado en: 1 Juan 4:1

 

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”.

 

En el caótico escenario de la vida, se nos advierte con sabiduría de la palabra Divina: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1). Estas palabras resuenan con urgencia en un mundo donde las voces compiten por nuestra atención, donde cada palabra parece llevar consigo un peso de verdad.

 

La exhortación a no creer ciegamente, a no aceptar sin cuestionar, se presenta como una brújula espiritual crucial. Es un recordatorio de que la verdad no siempre se viste con la apariencia que esperamos. En medio de las interacciones diarias, el discernimiento se convierte en una herramienta invaluable para separar la luz de la oscuridad.

 

En la búsqueda de verdad, la responsabilidad recae en cada individuo. No basta con aceptar las palabras de otros, por más piadosos que parezcan. Es un llamado a la acción, a poner a prueba las palabras que llegan a nuestros oídos y los mensajes que se cruzan en nuestro camino. ¿Cómo? Invocando el discernimiento, un regalo divino que nos permite diferenciar entre la verdad y la falsedad.

 

El peligro yace en la tendencia de algunos a proclamar revelaciones divinas sin el respaldo del auténtico discernimiento. El riesgo de malinterpretar el propósito de Dios y de afectar la vida de otros es real. Es fundamental comprender que las palabras "El Señor me dijo" no deben tomarse a la ligera, especialmente cuando se trata de consejos que podrían alterar destinos.

 

En lugar de aceptar pasivamente, se nos anima a cuestionar, a buscar la confirmación en el Espíritu de Dios. La oración se convierte en nuestra brújula, y el discernimiento, en nuestro escudo. Ante las incertidumbres y las declaraciones aparentemente divinas, la búsqueda de la verdad se vuelve más una exploración espiritual que un acto de fe ciega.

 

En este caminar por la vida, recordemos la advertencia sabia: "No creáis a todo espíritu". Que el discernimiento guíe nuestras elecciones, permitiéndonos separar las palabras sinceras de las ilusiones, y que el Espíritu de Dios ilumine nuestro camino en la búsqueda incesante de la verdad.

Comentarios


Si deseas mayor información sobre la página, puedes escribirnos al siguiente mail:

If you want more information about the page, you can write to the following email:

bottom of page